Vive la libertad naranja

No sacrifiques

Escucha los géneros de siempre, libres de derechos. Ahorra sin pagar Sgae.

Sin complicaciones.

Sin internet.

Conecta.

Elige.

Disfruta.

Tranquilidad y Confianza.

Toda la música contenida en Freebox es libre de derechos de autor, por lo que te exime del pago a SGAE, para ello suministramos un certificado oficial válido durante el periodo de contratación que lo acredita.

Garantía y servicio técnico.

Cualquier incidencia o avería con nuestro Freebox cuenta con garantía vitalicia sin coste adicional, ¡te lo sustituimos por uno nuevo! Además, siempre tienes a disposición a nuestro servicio técnico para cualquier duda o incidencia ¿Quieres más?.

Variedad sin internet.

Ahorra en las tasas de Sgae y en la línea de internet. Freebox contiene 11 géneros de música completamente libre de derechos para que elijas la que más te representa sin necesidad de conectarse a internet.

Para todos los públicos.

Tan fácil como conectarlo a la red eléctrica, encender el dispositivo y elegir tu género. Freebox se encarga de reproducir de forma aleatoria los temas entre los géneros seleccionados, priorizando siempre las que menos suenan para evitar escuchar siempre lo mismo.

Elige tu plan

Certificación

Trimestral
130 coste mensual (43.33€ )
  •  

certificación

Anual
445 coste mensual (37'08€)
  •  

Preguntas frecuentes

Negativo, Freebox es un producto desarrollado y patentado por OriginalMusic cuyo contenido es exclusivamente música libre de derechos de autor, esto te exime del pago a SGAE, pero no te exime del pago a AGEDI.

Lejos de lo que pensamos, la música libre no es música instrumental, la música libre contiene los mismos géneros que la música comercial, simplemente sus autores deciden que no gestione SGAE sus derechos, ¿Has escuchado las demos

Como hemos comentado, solo tendrás que pagar el precio del servicio y una pequeña fianza de 150€ a la entrega del dispositivo, esta fianza se te devolverá cuando quieras dejar de usar nuestros servicios y entregues el dispositivo.

La agrupación en periodos trimestrales o anuales nos permite ser más eficaces y ofrecer un mejor servicio a nuestros usuarios, ya que tramitar los certificados correspondientes al periodo de facturación llevan su tiempo. Los periodos de al menos tres meses nos facilitan ir gestionando el siguiente periodo y mantener la calidad en nuestros servicios