Ley del ruido en los pubs: problemas y soluciones

Multimedia speaker system with different speakers closeup over black background

En este artículo os vamos a hablar sobre la ley del ruido aplicada en pubs, conocer problemas derivados de cumplirla y soluciones para evitarlos. Nadie puede negar ya la evidencia clara que supone el problema de la contaminación acústica en nuestro país, uno de los más ruidosos del mundo según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estando solo por detrás de Japón y presentándose a la cabeza en la Unión Europea.

Graves alteraciones de salud, tanto a nivel físico como psicológico, se derivan del abuso del ruido, y es por ello que el control por parte de los organismos competentes para su regulación en distintas áreas, se ha vuelto más severo y concienzudo en los últimos años.

En lo que compete a nuestro ámbito, (pubs, locales de música, centros comerciales, etc), existe una serie de especificaciones legales y ordenanzas que merece la pena conocer y tener en cuenta. En el artículo de hoy, te damos una orientación básica sobre cómo tratar la contaminación acústica en tu local, cómo controlar y eliminar ruidos,  y cuáles son los posibles problemas legales comunes derivados de no cumplir con la Ley del ruido (consulte aquí).

¿Cuándo un sonido se puede considerar “ruidoso”?

Para responder a esta cuestión, atenderemos al siguiente gráfico, extraído de un artículo de El Mundo, que muestra varios ejemplos del nivel de ruido que se produce en diversas situaciones cotidianas, y cómo ese nivel afecta a las personas.

Ruido

 

A la luz de estos datos, podemos comprender de forma más adecuada la normativa y términos adoptados para la limitación de los equipos de sonido.

Esta normativa varía en función de la territorialidad, por ello, como dueño de un local que reproduce música, lo primero que hay que hacer para cerciorarse de cumplir la normativa de forma adecuada, es consultar en su ayuntamiento en el departamento pertinente.

Para este artículo pondremos como ejemplo la normativa que afecta a nuestra ciudad de origen, Granada, donde la limitación en dB para locales de ocio sería la siguiente:

  • Locales sin requerimientos especiales de aislamiento, ni sistema de amplificación de sonido. 70dbA .
  • Locales donde la actividad realizada sea la de café bar sin música: 90DbA
  • Locales donde la actividad realizada sea la de Café-bar con música: 95 dBA
  • Locales donde la actividad realizada sea la de conciertos y música en directo, discotecas y salas de fiesta: 110 dBA.

No obstante, hay que tener en cuenta que existe una variación de estos límites en función de la zona donde se ubique el local. No incomodará igual el ruido producido cerca de una zona residencial, que el generado a las afueras de la ciudad o en una zona deshabitada. Informarse sobre estas especificaciones es igualmente importante.

¿Cómo mido los ruidos en mi local?

La clave está en los sonómetros digitales, que a través de una correcta ponderación, (en este caso sería en dBA), podrá evaluar el nivel de ruido a través de un análisis estadístico o espectral. Existen múltiples variedades de sonómetros en el mercado que varían en calidad y precio, oscilando normalmente entre los 15 y los 200 euros.

sonometro

Un factor a tener en cuenta es que su sonómetro debe estar en perfectas condiciones de uso. Ello quiere decir que el aparato debe haber pasado por una revisión que acredite que es válido. Los sonómetros deben revisarse anualmente de forma obligatoria, y cada revisión debe llevar asociado un certificado de acreditación de la misma emitido por la entidad o empresa que se encargue de llevarla a cabo.

Ley del ruido: Inspecciones y sanciones

En caso de una medición por inspección, la colaboración por parte del propietario siempre será bienvenida y recomendada. Igualmente, hay que contar con que el equipo de inspectores podrá evaluar los dispositivos técnicos del local, así como su correcto funcionamiento. Como dueños, nosotros tendremos el derecho a pedir un informe sobre el proceso de medición.

El incumplimiento de esta ley del ruido conlleva a sanciones muy variadas según el caso, que se mueven entre leves multas económicas hasta las más graves, como es el cierre definitivo y cese de actividad del negocio. Así que recomendamos encarecidamente su cumplimiento si no queremos llevarnos sorpresas desagradables. Quizás cuesta trabajo, pero con el tiempo puede suceder como con la ley anti-tabaco, que ya goza de nuestra aprobación como analizamos en su día en otro artículo.

Share

Comments

  1. la informacion esta muy detallada……….pero querreria que explicaran mejor alguna que otra cosa………….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos algunas cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando es que estás de acuerdo con nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies