Música que se puede usar sin derechos de autor

Música que se puede usar sin derechos de autor

Son muchos los negocios que a día de hoy usan música de fondo en su local de una manera muy arbitraria con el propósito de amenizar la estancia de los clientes. Pero hablar de los derechos de autor es adentrarse en un terreno muy delicado. Por eso, en este post queremos hablar de la música que se puede usar sin derechos de autor.

Nunca está de más repasar qué dice la ley al respecto antes de liarnos a poner música sin tener en cuenta los aspectos legales. Lo mejor que puede hacer el propietario de cualquier establecimiento es cubrirse las espaldas y ser éticos con los creadores y autores.

Sobre los derechos de autor y la Ley de Propiedad Intelectual

Antes de profundizar, recordemos brevemente que los derechos de autor están protegidos bajo la Ley de la Propiedad Intelectual.

Según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, se trata del “conjunto de derechos que corresponden a los autores por las obras y prestaciones fruto de su creación”. Esta ley ampara los intereses de los músicos y artistas. Por tanto, copiar y/o distribuir música protegida de manera lucrativa es infringir la ley.

Lo que muchos desconocen es que ostentan una “fecha de caducidad”. Concretamente los derechos de autor tienen vigencia durante la vida del creador y 70 años tras su fallecimiento. Una vez transcurrido ese tiempo, su música pasa a ser de dominio público si no está bajo ningún otro derecho. Y siempre que no hayan sido transmitidos a otra persona.

¿Qué música se puede usar sin derechos de autor?

La música libre de derechos de autor permite al comprador pagar la licencia sólo una vez y usarla el tiempo que desee. Es decir, no paga royalties. Es lo opuesto a la de Derechos Protegidos o Gestionados, por la que se paga un canon dependiendo de las veces que se usa una canción.

Y hablando de licencias, existe música libre de derechos de pago y gratuita. Será el autor quien decida bajo qué licencia se rige, determinando si requerirá un pago o si será gratis desde el inicio. Según el tipo de licencia con la que cuenten, la música sin derechos de autor podrá ser:

  • Totalmente gratuita. Engloba a su vez dos licencias diferentes:
    • De dominio público: obras que no están protegidas por el derecho de autor y que pueden ser usadas sin permiso o sin tener que pagar al autor. Pueden ser copiadas, distribuidas, adaptadas, interpretadas y exhibidas en público gratuitamente. La grabación o interpretación de la obra es en estos casos lo que se encuentra protegida. Quien invierta dinero y tiempo en interpretar una obra y grabarla tendrá derechos de autor sobre dicha grabación.
    • Protegida por una licencia libre: el autor establece las limitaciones. Suele permitir la reproducción y la copia si no hay ánimo de lucro. La condición es mencionar al autor de la canción en los créditos. Para regular esa atribución, en 2001 surgieron las licencias Creative Commons.
  • Libre de pago por la cantidad de uso: permite al usuario comprarla y usarla las veces que desee sin pagos adicionales. Es lo opuesto a la música con derechos. Al tener derechos, se paga cada vez que se utiliza.
música que se puede usar sin derechos de autor licencias

¿Cuándo se puede utilizar música sin derechos de autor?

Es muy común confundir términos en este ámbito, especialmente cuando ni siquiera la propia industria se pone de acuerdo. De hecho, las canciones sin copyright son una forma errónea de referirse a la música sin derechos de autor. Para que una obra tenga derechos de autor no es necesario incluirla en ningún registro. Los derechos de autor nacen a la par que la obra.

La música que se puede usar sin derechos de autor es la solución perfecta para poner música que no es tuya legalmente en tu negocio. No olvidemos que la SGAE cobra en base a los metros cuadrados de superficie de nuestro local. Estamos ante la opción ideal para ahorrarnos sus cuotas mensuales.

Además, la música que se puede usar sin derechos de autor libre de pago por la cantidad de uso es conveniente frente a la gratuita cuando:

  • No se quiere atribuir al artista, se quiere modificar o utilizar la obra en un proyecto comercial.
  • No sea posible atribuir al autor (radio, tv…).
  • Uno quiera estar respaldado por un contrato legal en caso de que el artista cambie las licencias de sus canciones.
  • Las licencias Creative Commons no permitan usar las canciones en proyectos comerciales.

En resumen, y a diferencia de lo que podamos pensar, la música libre de derechos hoy en día es igual que la comercial. Mismos géneros, misma calidad… Pero el autor decide que sus derechos no sean gestionados por sociedades como la SGAE.

¿A qué esperas para disfrutar de sus ventajas en tu negocio? Contacta con nosotros y aprovéchate de los beneficios de contar en tu local con música que se puede usar sin derechos de autor.

Fuente e imágenes: AulaCM, Aquiara,

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos algunas cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando es que estás de acuerdo con nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies