Del audio analógico a la música digital

El mundo del sonido, al igual que multitud de ámbitos, ha evolucionado con el paso de los años. Las nuevas tecnologías y la innovación han transformado tanto el modo de escucha como el de almacenamiento de sonidos.

Esta transformación ha hecho que los sonidos analógicos pasen a ser sonidos digitales pero, ¿en qué se diferencian? En la grabación de música analógica, se hacían copias eléctricas exactas del sonido original que luego eran leídas por un aparato. Una relación directa entre vibraciones y valores eléctricos que dan como resultado un sonido.

Los discos de vinilos o las cintas de cassette son soportes analógicos. Durante muchos años han sido utilizados para la grabación y reproducción de sonidos pero; ¿qué hay de la música tal y como la consumimos ahora?

¿Qué es la música digital?

La música digital, al contrario que la analógica, se basa en el sistema binario. En este caso, las vibraciones de los sonidos se convierten en una cadena de ceros y unos que permitirán que luego sean reproducidos. Esta nueva representación de los sonidos dio lugar a numerosas alternativas de reproducción y almacenamiento. A día de hoy, todos vemos un ordenador o un móvil como un reproductor de música; mientras que antes, solo tenían esta función los radio cassettes o los tocadiscos.

La evolución ha afectado tanto al almacenamiento del propio sonido como al soporte para reproducirlo; siendo este último factor más relevante para nosotros. Alejándonos de esa parte más técnica, como lo es la codificación binaria, nos centramos en los formatos y soportes de audio que; a nuestra percepción, son cambios más visibles. Hemos olvidado los cassettes o los discos de vinilo, incluso los cd’s, para centrarnos en la era de los dispositivos digitales: ordenadores, móviles, tablets, iPod’s, reproductores MP3 o MP4…

Se entiende que toda evolución es beneficiosa pero, también en la música, hay muchos detractores que se oponen al avance; no todo podían ser ventajas en la música digital. Cierto es que hay una  gran confrontación en lo que a calidad del sonido se refiere. Muchos conciben que al sonido digital se le reduce la frecuencia, por lo que la calidad acústica disminuye. Aquellos que se definen como «verdaderos amantes de la música» opinan que el sonido de un disco de vinilo no es equiparable al de cualquier sonido digital. Pero, puesto que la percepción de la calidad musical es algo subjetivo, estas teorías no pueden ser aceptadas al 100%. Entendemos que todo cambio lleva consigo pros y contras pero, desde luego, la posibilidad de reproducir música digital online alivia cualquier pero en contra de la evolución en el mundo del sonido.

La música digital online:

Hoy en día todos consumimos música digital online; la comodidad, la accesibilidad, el repertorio…. son innumerables los factores que hacen que la reproducción en streaming esté al alza. ¿Cuántas de estas plataformas conoces o usas habitualmente?

  • YouTube: Con más de mil millones de usuarios es la plataforma líder para ver y compartir videos o música.
  • Spotify: 30 millones de usuarios suscritos que disfrutan de esta plataforma tanto online como offline.
  • iTunes: Reproductor y tienda de contenido multimedia, no exclusivo para Apple. Se ha ganado el título de principal plataforma de descargas a nivel mundial.
  • Apple Music, Deezer, Tidal, Napster, Amazon Music, Google Play Music o Beatport son otras plataformas bien reconocidas dentro de la música digital online.

Beneficios de la música digital:

La innovación y la transformación del sonido analógico al digital trae consigo una serie de ventajas que hacen que optemos por este tipo de consumo musical:

El almacenamiento, sin duda alguna, es una de las verdaderas ventajas de la música digital. Podemos guardar miles y miles de minutos de audio en las memorias de nuestros dispositivos (ordenador, teléfono móvil…) sin que nos suponga ningún problema; mientras que los soportes analógicos ocupan un lugar físico que debemos tener en cuenta. Seguramente, tengas miles de canciones en tu ordenador (canciones que ya no te gustan, que ya no escuchas o que ni siquieras sabes que están ahí); si todas ellas fueran cintas de cassette, ya deberías haber reservado una estancia de casa solo para almacenarlas; ¿valdría la pena?

Otra cuestión referente al almacenamiento es el deterioro del soporte. Por razones de humedad, temperatura u otros factores, los soportes analógicos pueden deteriorarse mucho antes; el sonido almacenado de forma digital puede perdurar durante siglos.

La accesibilidad es uno de los puntos de inflexión. Imagina tener cientos de cintas de un mismo artista y querer escuchar una canción, tendrías que buscar una por una y rebobinar la cinta hasta encontrar el fragmento deseado. Actualmente, resulta tan fácil como entrar en YouTube y escribir tu petición en la barra del buscador.

La edición o creación de copias resulta mucho más fácil y asequible en formatos digitales ya que los soportes análogos hacen más complicado este proceso y tienden a la pérdida de calidad.

 

En Original Music sabemos que la música digital ha sido un gran paso en el mundo del sonido. La cantidad de beneficios que presenta y la accesibilidad que proporciona hacen que se haya considerado una revolución en el mundo del audio. Nuestro servicio Moski Pro cuenta con miles de canciones para la reproducción online, un reproductor en streaming que te da acceso a infinidad de listas y géneros musicales.

Si necesitas música para tu negocio, olvídate de los soportes físicos y antiguos.

¡Bienvenido a la revolución de la música digital online!

 

Share on facebook
Compartir
Share on linkedin
Compartir

Deja un comentario