Publicidad sensorial: gran aliada de grandes marcas

Definimos la publicidad como una herramienta de comunicación que quiere dar a conocer una nueva marca, incrementar las ventas o la demanda de un producto o servicio, mejorar el posicionamiento, afianzar sus valores de marca… En definitiva, la publicidad es una técnica con tres finalidades muy claras: recordar, persuadir e informar.

Actualmente, estamos expuestos a miles de impactos publicitarios pero, ¿somos conscientes de todos? Según estudios, solo un 2% de todos estos impactos llegan a nosotros verdaderamente. Debe de existir algún factor que explique esta relación, el por qué somos tan reticentes ante la publicidad. Quizás el exceso de publicidad poco relevante o la publicidad engañosa han hecho que se cree cierto rechazo ante las técnicas publicitarias.

Esta ha sido la gran carga que han tenido que soportar los encargados de la publicidad, que han necesitado dosis extra de creatividad para que sus mensajes calen y no pasen desapercibidos. Un intento de hacer publicidad personalizada cuando se trata de una difusión masiva.

 

¿Qué es la publicidad sensorial?

Sin olvidar los principios básicos de la publicidad, surge la publicidad sensorial. Una comunicación que, además de cumplir con sus objetivos publicitarios, intenta crear una relación muy íntima y cercana entre la marca y el consumidor. Si cierto es que cualquier comunicación tiene un carácter informativo, no resulta tan fácil que se persuasivo y fácil de recordar. Aquí tenemos los puntos fuertes de la publicidad sensorial.

El hecho de provocar emociones, crear vivencias y recuerdos o generar sentimientos son lazos que atan al consumidor con ese mensaje publicitario, y al final, con la propia marca. Este vínculo emocional hace que la relación sea mucho más cercana, se crean experiencias  y vivencias alrededor de esa comunicación. En el subconsciente del consumidor, el objetivo ya no es «vender, vender, vender» sino que cree estar dentro de esa comunicación, y por lo tanto, formar parte de la marca.

Como consumidor, ¿sabrías reconocer este tipo de publicidad? Seguro que tú mismo has sido partícipe en algún momento. Nos ponemos ahora en el lugar del empresario, ¿qué herramientas publicitarias utilizo? ¿incluyen tácticas de publicidad sensorial? ¿sería posible? Se puede pensar que no todas las marcas o negocios pueden apelar a los sentidos en su comunicación, quizás es solo falta de creatividad.

Seguro que hay miles de acciones que puedes incluir en tus planes de comunicación para intentar crear esos vínculos de los que hablábamos, ¿no sabes cómo? Coge papel y boli antes de leer estos ejemplos de publicidad sensorial; seguro que se te ocurre alguna idea que poner en práctica.

 

Grandes ejemplos de publicidad sensorial:

«Deliciosa Calma» de Campofrío:

Según estudios, actualmente, más de un 66% de las mujeres españolas sufren estrés en su vida diaria. Con el spot «Deliciosa Calma», Campofrío intentó apoyar a todas esas mujeres que se sienten agobiadas y superadas por su mundo laboral y personal. Se mostraba un restaurante con recetas «libres de estrés» donde, con un toque sarcástico, todas las clientas se despreocupaban de sus cargas y, básicamente, se comían sus problemas. Una mezcla entre comprensión, liberación, ironía, humor y empoderamiento que, seguramente, no dejó indiferente a ninguna mujer.

Más sorprendente aún fue que no quedara en un simple anuncio publicitario, el restaurante madrileño La Contraseña abrió, varios días, sus puertas solo a mujeres con un menú «antiestrés» diseñado por la chef Susi Díaz. Como no podía ser de otra manera, el pavo fue un ingrediente común en muchos de los platos.

«Olor a café» de Dunkin’ Donuts:

La famosa compañía Dunkin’ Donuts siempre ha sido mucho más conocida por sus donuts que por sus cafés, y es aquí donde yace el origen de esta campaña. La empresa quiso potenciar sus ventas de café dando a conocer su intenso aroma pero, ¿cómo lo hizo? El equipo de comunicación de Dunkin’ Donuts colocó pulverizadores con aroma de café en autobuses. Cuando sonaba la melodía de la marca o algún anuncio, el pulverizador se activaba por lo que se conseguía asociar la melodía de la marca a un aroma a café indescriptible.

Para más inri, se seleccionaron las líneas de autobús cuyas paradas coincidían con algunos de estos establecimientos. Era casi imposible no parar justo en Dunkin’ Donuts habiendo olido ese rico café durante todo el recorrido, las ventas aumentaron casi en un 29%.

«Reto Zpump Fusion» de Reebok:

La marca de ropa deportiva Reebok tuvo una gran idea para el estreno de su nuevo modelo de zapatillas, una técnica de street marketing que puso patas arriba el metro de Corea. Se trataba de un juego donde se iban retando diferentes usuarios del metro, el ganador conseguiría un par de las nuevas Zpump Fusion.

¿El único objetivo de esta campaña? Incentivar a los coreanos a practicar ejercicio, promover el deporte, la competición sana, los retos personales y, por qué no, el estreno de sus nuevas Zpump Fusion.

«Cajero de la Felicidad» de Coca-Cola:

Justo cuando España estaba pasando un mal momento con los problemas económicos que había acarreado la crisis, Coca-Cola quiso demostrarnos que el dinero cuando está en buenas manos, si crea felicidad. La campaña consistía en cajeros que daban 100 € gratuitamente a cambio de hacer una pequeña acción (regalar pañales a una embarazada, un regalo sorpresa para tu vecino, leer unos cuentos a los niños del barrio…). En general, acciones insignificantes que cuestan muy poco a cambio de 100 €.

Coca-Cola siempre ha sido un icono de unión, felicidad, compartir… y es el mensaje que intenta comunicar en todas sus acciones. Sin duda alguna, una de las campañas más emotivas que ha creado, ¿no crees?

 

¿Qué te han parecido estos ejemplos de publicidad sensorial? ¿Crees que van en concordancia con los valores y mensajes de la marca? ¿Te han ayudado a comprender mejor el mundo del neuromarketing y la relación entre raciocinio y emociones?

En Original Music sabemos que el mundo de la publicidad cada vez está más enfocado en el marketing de los sentidos. Contamos con estos sentidos para recibir más y mejor información, ¿por qué no aprovecharlos? Ponemos a tu disposición servicios de música para empresas, un primer paso para llevar vuestra comunicación más allá. ¿Qué escuchan vuestros clientes en vuestro establecimiento? ¿Están oyendo lo que queréis que oigan?

Si te ha parecido interesante este mundo, te animamos a que le eches un vistazo a nuestro artículo de branding sensorial, ¡haz que tu marca comunique tus valores!

 

Share on facebook
Compartir
Share on linkedin
Compartir

Deja un comentario