7 errores que estás cometiendo en la gestión musical de tu negocio

7 errores que estás cometiendo en la gestión musical de tu negocio

Normalmente hablamos de la buena gestión musical, de cómo conseguir esta y de quienes son ejemplo de estar haciendo correctamente su trabajo. Pero, todavía no habíamos hablado de los errores en la gestión musical de tu negocio.

Puede que creas que lo estás haciendo todo correctamente, pero quizás algo se te escapa. Por ello, en este post te vamos a hablar de los 7 errores más comunes en la gestión musical de tu negocio.

Los 7 errores más comunes en la gestión musical de tu negocio

Y solo vamos a hablar de 7, porque podríamos contar más, teniendo en cuenta lo que hemos observado en nuestra experiencia.

Y es que queda mucho por mejorar en la experiencia musical de los negocios, la minoría que lo tiene en cuenta maximiza sus posibilidades y se diferencia del resto de competidores, ¡comprobado!

Si te sientes identificado con alguno de estos siete errores, sabes que eres uno más entre el resto y necesitas ponerte manos a la obra para mejorar la gestión y experiencia musical ¿Te ayudamos?

Si por el contrario, has superado cualquiera de estos 7 errores, (por favor háznoslo saber en los comentarios ;)) ¡enhorabuena!, tú y tus clientes disfrutaréis de un ambiente diferenciador que te ayudará a tener clientes más contentos, más recomendaciones  y sabes lo que supone eso, ¿no?.

Pues eso, vamos ayudarte a mejorar tu gestión musical de tu negocio y sacar mayor rentabilidad para evitar cualquiera de los 7 errores más comunes que nos hemos encontrado.

1. Basarte en el gusto de tu personal para seleccionar la música de tu local

Basarte en el gusto del personal, uno de los errores en la gestión musical de tu negocio

Eh, tú, chico/a, elige la música que más te guste y ponla.

¡Error! Sí, definitivamente, este es uno de los grandes errores que puedes cometer a la hora de hacer una adecuada gestión musical de tu negocio.

Y te preguntarás… ¿por qué? ¿Si el/la muchacho/a tiene buen gusto y seguro le gusta a mis clientes? Pues sí, quizás tu empleado/a tengan un gran gusto musical, pero eso no quiere decir que sea el adecuado para tu negocio.

Porque, como hemos dicho en otras ocasiones, el hilo musical que marca el ambiente de tu negocio, es el que define la identidad de tu marca. Es el que habla de ella.

Nos hemos encontrados con establecimientos muy “cool” tanto en diseño como en servicios, y un hilo musical que no tenía nada que ver con lo que quería transmitir, manejada por los gustos musicales de los empleados.

Por eso, si quiere que se tenga una percepción correcta sobre lo que quieres transmitir, la música para negocios no puede ir acorde al gusto musical de tu personal. No debe ser él el que la elija o seleccione.

2. No tener en cuenta los momentos o las horas del día

No tener en cuenta la hora, un error en la gestión musical de tu negocio

Voy a poner una música super animada, para motivar a la gente a primera hora de la mañana.

Sí, este es otro gran error que solemos cometer y no nos damos cuenta de ello. Porque la gestión musical de tu negocio se basa en muchas cosas, y una de ellas es saber escoger la música adecuada para el momento adecuado.

Como comprenderás, aunque a algunos nos guste ponernos música animada de buena mañana para coger energías, hay otras personas que esto lo detestan.

Por eso es muy importante saber reconocer la hora y el momento para escoger el hilo musical adecuado.

Por ejemplo, si tenemos una cafetería, a primera hora de la mañana, cuando se sirven los desayunos, pondremos una música relajada, acorde al momento y que haga que nuestro cliente disfrute y se prepare para afrontar su día.

Si tenemos un restaurante y estamos en el momento de la comida, no podemos poner una música que impida la conversación entre ellos o que moleste. Debe ser un hilo musical que acompañe y que haga que ese momento se vuelva relajado, distendido y ameno.

3. No definir un hilo musical acorde a tu identidad de marca

No tener en cuenta tu identidad, un error en la gestión musical de tu negocio.

Yo no me complico, total es solo para que haya sonido de fondo.

Sonido de fondo. Un sonido de fondo que habla de ti, de tu marca, de su identidad, de sus valores. Así que si no te complicas porque solo quieres un sonido de fondo, estás cometiendo otro error.

Porque la música es un elemento más de tu identidad. Un elemento importante que ayuda a transmitir aquello que deseas a tus clientes.

Por lo cual, si en la gestión musical de tu negocio no tienes en cuenta que la música es un elemento que ayuda a definir y transmitir tu identidad, mal vamos.

La música que selecciones para tu local también les trasmitirá tus valores. Les ayudará a identificarse con tu negocio.

Por ello, es muy importante que este hilo musical esté bien seleccionado. Que no sea cosa del azar, de la primera emisora que me encuentre o de Spotify. Que por cierto, sino lo sabes, Spotify no es música legal para tu negocio.

4. No tener en cuenta a tus clientes

No tener en cuenta a tus clientes, un error en al gestión musical de tu negocio

A quien le guste bien y a quien no pues mala suerte.

Ops. Error importante. Porque si nos preocupamos por definir bien a nuestro público objetivo, para después cubrir bien sus necesidades y comunicarnos con él de manera adecuada… ¿Por qué no pensamos en él al definir nuestro hilo musical?

Porque además de tener en cuenta nuestra identidad de marca, también debemos tener en cuenta hacia quién nos dirigimos y cuáles son sus gustos.

Y, es que una buena gestión musical de tu negocio, consiste en saber escoger la música adecuada a tu identidad, a los deseos y preferencias de tus clientes, a la estética y temática de local.

Por ejemplo, si tienes un restaurante, la música puede hacer que tus clientes conecten a otro nivel con la comida o degustación. Hacer que esa experiencia sea exclusiva e inolvidable.

5. No tener en cuenta la elección de los altavoces

No fijarte en los altavoces, un error en la gestión musical de tu negocio

¿No suenan bien los altavoces? Bueno, bájale el volumen y ya está.

¡Error! (De nuevo). Si tan importante es no dejar que tu personal seleccione la música, que esta vaya acorde a tu identidad de marca y a tu cliente objetivo. Tan importante es que el sonido sea de buena calidad.

Porque una gran parte de las reacciones negativas a la ambientación musical se produce por un sonido inadecuado de mala calidad.

Por ello, una vez tenemos diseñado nuestro hilo musical, es esencial que el siguiente paso que demos sea elegir los altavoces correctos y adecuado para poder reproducir nuestro sonido.

Aunque esta no es una tarea sencilla y hay que tener mucho factores en cuenta para su adecuada elección. Uno de ellos es la calidad de los altavoces.

Sobre todo porque estos son los responsables del tipo y calidad del sonido. Unos altavoces de mala calidad harán desaparecer ciertos tonos o subtonos, lo que hará que el sonido que recibe el cliente sea estridente.

6. Hablamos de música, no de ruido

Música, no ruido, uno de los errores de gestión musical de tu negocio

Súbele el volumen, que al fondo no se escucha.

Antes hemos dicho que hay que saber seleccionar una música adecuada para cada momento del día. Pues esto va de la mano con el volumen o ritmo.

Encontrar un volumen adecuado, no molesto, ni que cause malestar en tus clientes es esencial. Hay que saber diferenciar entre poner música para amenizar y causar ruido molesto y que espante a tus clientes.

La música desempeña una función de acompañante, de amortiguar la incomodidad de los silencios y aportar calidez al ambiente y un cierto hechizo.

Por eso hay que apostar por un volumen que no distraiga en exceso la atención del cliente, ni constituya una amenaza para la correcta fluidez de las acciones.

Además, en muchos casos, como en las salas de espera, la música causa efectos muy positivos en los pacientes, relajándolos y haciendo que se sientan tranquilos. Así que, una música estridente o a un volumen inadecuado, nunca es buena.

7. No darle la importancia que se merece a la gestión musical para tu negocio

No dar importancia a la gestión musical de tu negocio

Total, si solo es música, ¿no?

Realizar una buena gestión musical es clave para que todos los errores anteriores no se cometan. En OriginalMusic somos expertos en ello y por eso lo sabemos.

Una gestión efectiva y una selección adecuada de la música son claves. Por eso, este es uno de los puntos a tener más en cuenta.

Saber darle la importancia a la gestión que se merece. Porque la música es un elemento importante, que te ayuda a crear el mejor ambiente para tus clientes.

La música para negocios puede darle mayor credibilidad a la marca y conseguir establecer una relación emocional con los consumidores.

Es un elemento que puede llegar a ser fundamental en tu negocio. Que aporta a tus clientes una experiencia diferente, única y especial. Les ayuda a identificarse con tu negocio y sus valores. Que atrae y les motiva ocasionando una repercusión económica positiva en él.

Ahora… ¿Qué piensas de estos errores? ¿Qué otros crees que se comenten en la gestión musical y son importantes? Cuéntanos en los comentarios.

Y recuerda que en OriginalMusic te asesoramos para que mejores la gestión musical en tu negocio. Si quieres saber los servicios que tenemos disponibles para ti, puedes encontrarlos aquí. Cada uno de ellos han sido pensados para que se adapten a diferentes necesidades tuyas y de tu negocio.

Consúltanos sin compromiso y nota la diferencia. Y, sobre todo, ten en cuenta que OriginalMusic es la efectiva #GestiónMusical para los negocios ;)

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos algunas cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando es que estás de acuerdo con nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies