Música para concentrarse… ¿play o pausa?

Antes de nada, abramos debate. ¿Trabajas mejor en silencio o con música? Cada vez son más y más las personas que prefieren trabajar con música de fondo pero la «ley del silencio» ha sido una norma no escrita desde siempre. Nosotros somos del equipo «música» pero si te has quedado en el grupo «silencio» te recomendamos leer este post acerca de las ventajas de escuchar música para concentrarse y trabajar.

 

Música para trabajar concentrado ¿si o no?

Este es un dilema abierto desde siempre, infinidad de personas han recomendado siempre el silencio para una mejor concentración; evitar distracciones era la razón principal. De hecho, no te vamos a mentir, siguen existiendo estudios que proclaman al silencio ganador. Pero, ¿qué pasa con los estudios que confían en la música y en su poder para trasmitir y estimular? Vamos a darle una oportunidad, ¿no?

Durante años se ha estudiado el poder de la música sobre el ser humano, sobre sus emociones, sobre su bienestar, incluso, las reacciones que puede tener nuestro propio organismo hacia ella. Una canción no alegra o entristece, pero también nos encoge el estómago, nos pone la piel de gallina o nos dispara el ritmo cardiaco. Esto es un hecho.

Extrapolado a un entorno de trabajo, el caso es el mismo. Una selección musical correcta puede motivarnos, activarnos, fomentar nuestra implicación, desarrollar ciertas habilidades y, claro que si, disipar los molestos ruidos de la oficina. Los efectos son  igual de positivos en el trabajo que en cualquier otra circunstancia. Además, facilita la comunicación entre trabajadores, rompe las barreras jerárquicas y crea un ambiente más relajado donde se favorece a la creatividad.

¿Cómo afecta la música a la concentración y el trabajo?

Cada vez existen más estudios sobre la música y sus efectos en distintos ámbitos, así que nos centraremos en los relacionados con el trabajo y la concentración. Una prueba científica es una buena razón para confiar ¿no?

Un estudio de Canadá reveló, hace unos años, que escuchar música en el trabajo hacía que los trabajadores fueran un 20% más rápidos. A su vez, un estudio británico afirmaba que escuchar la música correcta en el trabajo podía aumentar la productividad hasta un 12.5%. Productividad y rendimiento, estas eran las consecuencias de un hecho tan simple.

Escuchar la música adecuada en el trabajo puede motivarnos, animarnos y mejorar nuestra predisposición ante las tareas diarias. Todo esto tiene una explicación biológica, cuando escuchamos música que nos gusta, nuestro cerebro libera dopamina, una hormona que genera felicidad y mejora al instante nuestro estado de ánimo.

El estrés, el cansancio o los problemas del día a día pueden entorpecer nuestros momentos de concentración y trabajo. Un estudio del presidente de Mindlab International afirmaba que la música adecuada podía reducir el estrés hasta un 65%. Otro motivo más para darle una oportunidad al repertorio adecuado de música para concentrarse.

La mejor música para concentrarse en el trabajo:

A pesar de tener muchos beneficios, elegir el repertorio musical adecuado es complicado; necesitamos música suave para trabajar que a su vez nos motive y nos mantenga activos. Se dice que hay una relación muy estrecha entre la naturaleza del sonido y la tarea que se vaya a realizar.

Tareas pesadas, monótonas y repetitivas necesitarán música más alegre y cañera; mejorar la actitud del trabajador para que incremente su rendimiento y productividad. Sin embargo, en tareas más minuciosas donde la concentración es primordial, buscaremos música relajante para trabajar concentrado.

Música clásica:

La elección preferida de los usuarios para mejorar su concentración. La música clásica es una música suave perfecta para trabajar concentrado; la ausencia de letra evita distracciones y hace que nos centremos más en nuestra tarea. Disminuye el estrés y mejora el estado anímico; ¿has oído hablar del «Efecto Mozart»? Esta teoría asegura que escuchar diariamente a este compositor, mejora nuestras habilidades cognitivas y desarrolla nuestra inteligencia.

Música pop-dance:

La música pop o dance es un género muy valorado cuando realizamos tareas mecánicas o cuando trabajamos con datos. Subir el ritmo de la música, implica aumentar nuestro ritmo de trabajo. Nos evadimos del exterior y nos centramos en realizar nuestro trabajo de forma eficiente. Estudios han demostrado que la música pop acelera el trabajo un 5% más que otros géneros musicales.

Música ambiental:

En general, la música relajante es el género mejor valorado a la hora de buscar música para concentrarse. Un ritmo constante, suave, sin letra… las instrumentales y los sonidos de la naturaleza serán la opción perfecta si necesitas estar concentrado al 100%.

 

Si estás buscando la mejor música para concentrarse y trabajar, has llegado al sitio correcto. La ambientación musical va mucho más allá del concepto que tenemos de música de fondo. En un negocio, tiene como fin principal la experiencia del cliente pero ¡no podemos olvidarnos de los trabajadores! Ya sea un trabajo de cara al público o de oficina, la motivación y la actitud de nuestro personal es primordial.

En OriginalMusic podemos asesorarte acerca de nuestros servicios de gestión musical para empresas, para que encuentres el sonido perfecto para trabajar concentrado. Elige entre nuestras listas predefinidas por musicólogos o crea tus propias listas desde cero con un repertorio musical de lo más completo.

Fomenta la productividad y el rendimiento en tu trabajo con la mejor música para concentrarse.

¡Contacta con nosotros!

Share on facebook
Compartir
Share on linkedin
Compartir

Deja un comentario